¿CÓMO FUNCIONA?

2 Recibe un precio personalizado en menos de 24 horas.
3 Acepta el encargo, accede a un espacio colaborativo con tu profesor asignado y APRUEBA.

Si sigues teniendo problemas, escríbenos a info@apruebatodo.com. Gracias!

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

10 elementos básicos que debe contener un plan de negocios para tu TFG o TFM

por / martes, 01 febrero 2022 / Publicado en ADE, Metodología, TFG

A la hora de comenzar a redactar un TFM o un TFG, todos lo que lo hemos hecho alguna vez hemos sentido el vértigo de por donde empezar, que abarcar, que contenidos incluir, etc. Y eso en el mejor de los casos. Porque otras veces se produce el síndrome del “folio en blanco” donde el alumno no es capaz de desarrollar los contenidos porque no está acostumbrado a redactar este tipo de trabajos.

Y lo mismo sucede cuando se empieza a redactar contenido más específico como un plan de negocios.

En este apartado voy a tratar de dar unas pautas de contenido y de continente que os ayuden a la hora de estructurar y redactar un plan de negocio para un TFM o un TFG.

En concreto 10 pautas que, a lo largo de mi experiencia redactando y tutorizando proyectos, considero esenciales para llevar a cabo un trabajo de calidad. Seguro que a vosotros se os ocurren otros igual –o más- validos que los que os presento aquí. Esta no es una lista hecha en piedra y tampoco se encuentra priorizada según importancia.


Planificación

El primero es que hay que entender que se trata de un trabajo que requiere planificación. Estamos redactando un proyecto y para ello debemos antes saber cuáles son los objetivos del trabajo, que queremos explicar, cuáles son las etapas para llegar a unos resultados y, por último, cuales son los resultados esperados del trabajo. No se trata de ponernos a escribir sin ton ni son. Hay que planificar.


Claridad

El segundo aspecto que debe quedar plasmado en un plan de negocio es el hecho de que sea entendible por diferentes tipos de lectores. Muchos trabajos académicos y profesionales suelen pecar de mucha palabra técnica con objeto de hacerlos parecer trabajos de mayor nivel, pero el nivel del trabajo se demuestra con otros aspectos y el vocabulario es sólo una herramienta para hacerlo entender. Ser divulgador y transmitir bien es mucho más importante que utilizar palabros.


Atractivo

Tercero, y ya entrando en el contenido, es esencial que todo plan de negocio tenga un buen resumen ejecutivo. Rectifico. No sólo un buen resumen ejecutivo, sino un resumen ejecutivo excelente. Debemos entender que el tiempo es oro (manida frase) y que es clave ser capaz de explicar nuestra propuesta de negocio, nuestras fortalezas y como vamos a combatir las debilidades del plan. Siguiendo el ejemplo de los “elevator pitch”, se trata de condensar la esencia de nuestro proyecto en un apartado que atraiga el interés de los lectores, cualquiera que sea su perfil o su rol.


Innovador

Cuarto punto. En que consiste el producto o servicio que se quiere comercializar, cuales son sus características y cualidades y, sobre todo, cual es el valor que aporta. Es muy importante esto último para entender cómo de válido es el producto o servicio que se detalla en el plan, y empezar a evaluar la viabilidad del modelo de negocio. Un producto puede ser maravillo e innovador pero no generar beneficios evidentes al mercado, y esos productos sólo están abocados al fracaso.


Público objetivo

Quinto punto. A quien se dirige nuestra propuesta de valor. Es imprescindible identificar el público objetivo a quien se orientan los productos o servicios contenidos en el plan de negocio, identificando si se trata de una estrategia generalista o apuntando a segmentos concretos de la población (por ejemplo, hombres de 20 a 40 años, sólo a jóvenes familiarizados con las nuevas tecnologías, etc).


Recursos

La sexta “cosa” que debe contener si o si un plan de negocio son los recursos y capacidades necesarios para llevar a cabo el modelo de negocio. Es imprescindible para conocer la viabilidad del proyecto. Imprescindible. No es lo mismo decir que para llevar a cabo la iniciativa necesitamos esta u otra maquinaria o este u otro software, que decir que necesitamos de manera obligatoria el pelo de la crin de un unicornio blanco, ¿no? Por eso los recursos y capacidades deben estar bien identificados en la propuesta.


Plan económico-financiero

La séptima es algo obvio pero que muchos planes de empresa, o no contienen o no con el suficiente nivel de detalle. ¿Se os ocurre que puede ser y que no hayamos explicado en los anteriores puntos? Claaaaro, ¡el plan económico-financiero! Todo plan de empresa debe contener un plan económico que identifique diferentes escenarios de actividad y que asegure que el modelo de negocio es viable desde un punto de vista financiero. Las simulaciones además, aunque sabiendo que el papel lo aguanta todo, deben ser realistas y sustentados por razones argumentadas y por hipótesis de partida.


Plan de marketing

Octava. Plan de comunicación y marketing. Es un elemento que siempre ha sido importante pero que en la actualidad, con el uso masivo de las nuevas tecnologías y las redes sociales, se ha convertido en obligatorio. Lo habéis leído, ¿verdad? Obligatorio. Rectifico. Más que obligatorio.


Creativo

La novena. Una imagen vale más que mil palabras. Un plan de negocio no puede ser sólo un ladrillo tostón lleno de letras y palabras. Hay que facilitar la lectura a aquellos que se interesen en el plan, por lo que es esencial ser creativo e incluir tablas, gráficos, esquemas, etc., que atraigan visualmente al lector y faciliten la comprensión del contenido. Volvemos a otro punto anterior y es que el tiempo es oro y nuestro plan de empresa debe favorecer su lectura mediante estas ayudas visuales.


Actualizado

Y por último, -y es algo que ya hemos dicho antes-, el plan de negocio no es algo que esté escrito en piedra y sea inamovible. Desarrollar un plan de empresa requiere tener una mentalidad abierta hacia los cambios y demostrar flexibilidad mental. Pues lo mismo debe ser para tu plan. Revísalo, modifícalo, cámbialo, etc., en base a las variaciones que se produzcan en el entorno o en la propia propuesta. Se trata de un documento “vivo” que siempre debe estar vigente y actualizado.

Estas son mis 10 ideas, pero seguro que a vosotros se os ocurren otras. ¿Enriquecemos la lista?

Etiquetado bajo: , , , ,
SUBIR