¿CÓMO FUNCIONA?

2 Recibe un precio personalizado en menos de 24 horas.
3 Acepta el encargo, accede a un espacio colaborativo con tu profesor asignado y APRUEBA.

Si sigues teniendo problemas, escríbenos a info@apruebatodo.com. Gracias!

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Cómo hacer un TFG en Derecho: 6 claves

por / miércoles, 28 septiembre 2022 / Publicado en Derecho, Metodología, TFG
Estudiante de derecho consultando libros

Cuando les toca a los estudiantes de Derecho enfrentarse a su Trabajo Fin de Grado (TFG), suelen encontrarse con algunas dificultades que, por las características de la ciencia jurídica, suelen ser diferentes a las del resto de disciplinas académicas. Por ello, a continuación, explicaremos cuales son esas dificultades más habituales y de que forma un estudiante las puede superar.

1.   Elección del tema

Pese a resultar obvio, este es un punto en el que los estudiantes de Derecho han de prestar especial atención. La elección de un tema demasiado tratado puede derivar en un trabajo sin ningún aporte valioso, y un tema demasiado novedoso, puede provocar que el trabajo caiga en el campo de la mera intuición.

En la disciplina jurídica, los trabajos no se basan en experimentos de campo o laboratorio, ni se trabaja con datos exactos. Por eso, el estudiante ha de optar por un tema no especialmente generalista, procurando elegir un punto concreto, pero que al mismo tiempo sea un tema sobre el que ya existan obras u opiniones acreditadas. De esta forma, se cuenta con precedentes doctrinales que aumentarán la calidad del trabajo y, simultáneamente, tendremos espacio para aportar nuevas conclusiones o postulados, lo que dotará al trabajo de relevancia jurídico-académica.

2.   Cómo buscar doctrina

Otro de los problemas que se encuentran los estudiantes de Derecho al abordar el TFG es la búsqueda de doctrina. Aquí, se ha de distinguir entre aquella que se encuentra en libros y manuales, y la que se encuentra en artículos de investigación.

En cuanto a los libros y manuales, lo primero que se le viene a la mente al estudiante es acudir a la biblioteca de su universidad y revisar aquellos libros que puedan ser interesantes. Sin embargo, ello no es la mejor opción. Todas las universidades tienen suscritos acuerdos con las principales editoriales jurídicas, lo que permite el acceso online a un número mucho más elevado de libros y, además, son obras mucho más actualizadas que las que se encuentran en las bibliotecas. Utiliza el acceso online a esas editoriales y aprovecha sus buscadores para encontrar mucho más fácilmente aquellas obras que sean relevantes para el tema elegido.

En cuanto a los artículos de investigación, las universidades suelen tener escasos ejemplares de revistas disponibles. Por eso, igual que en el caso anterior, aprovecha los acuerdos que tienen las universidades con las bases de datos jurídicas y consulta ahí los artículos que más te interesen.

3.   Cómo buscar jurisprudencia

Cuando se habla de búsqueda de información, en el caso de los Trabajos Fin de Grado de Derecho plantea especial problemática la búsqueda de jurisprudencia. En ocasiones, si no se saben usa correctamente las bases de datos jurídicas, la búsqueda de jurisprudencia relevante para el tema tratado se torna una tarea muy difícil.

Por ello, lo primero que se ha de aconsejar es usar bases de datos fiables y sólidas, ya sea Cendoj, vLex, Lefebvre, LaLey, Aranzadi… y evitar bases de datos con menor reportorio. Asimismo, salvo en Cendoj, en todas las bases de datos existen guías y manuales sobre como usar cada base de datos. Aunque en general, todas tienen un funcionamiento similar.

Por lo general, para obtener resoluciones más acordes con nuestra búsqueda, debemos evitar realizar búsquedas por texto libre y realizar las búsquedas aplicando filtros (tipo de resolución, fecha, Tribunal…), usando comandos (y, o, algunas, ninguna…) y buscando por palabras clave o introduciendo el número del artículo de la Ley. De esta forma, combinando todo ello, se logrará que las resoluciones que se arrojen como resultado sean las más pertinentes.

4.   Cómo estructurar la información

El TFG debe contener como mínimo los apartados que exija la Facultad de Derecho. Pero, al margen de ello, en ocasiones se convierte en un reto saber como estructurar el trabajo.

En este sentido, los subapartados del contenido del trabajo deberían estructurarse como en el siguiente esquema (de más antiguo a más reciente; de más lejano a más cercano; y de más general a más específico). De este modo, aquellos apartados que se refieran al contexto, antecedentes normativos, derecho comparado, deben ir al inicio. Después, le seguirían los apartados que dan respuesta al tema concreto del TFG, descendiendo de lo general a lo específico. De esta forma, los últimos apartados del trabajo deberían ser muy concretos y dar respuesta a cuestiones muy específicas del trabajo.

5.   Cómo tratar los distintos recursos

Siempre se valora negativamente en un trabajo de Derecho incluir imágenes, gráficos o esquemas en medio del texto. Por eso, todos estos recursos deben ir siempre al final del trabajo en los Anexos, aunque eso sí, solo deben incluirse cuando sean realmente necesarios y aporten algo de relevancia.

Con todo, conviene indicar que en el texto del TFG no ha de usarse nunca negrita, cursiva ni mucho menos colores o subrayados. El texto ha de ser plano, con el formato que exija la universidad, evitando en la medida de lo posible la creatividad artística.

6.   Cómo citar en el TFG

En cuanto al estilo de citas, se deberá usar el que exija la Facultad de Derecho, y si ofrecen varios estilos, se ha de elegir aquel que resulte más cómodo. En cualquier caso, en casi todas las disciplinas académicas se usa generalmente el formato APA, sin embargo, en Derecho esto no es lo habitual.

En las ciencias jurídicas se suele usar el estilo de notas a pie de página (también denominado de cita completa o continental). Aun así, cada Facultad opta por una variante diferente, por lo que se ha de prestar atención al concreto sistema de citas exigido.

De todas formas, desafortunadamente este es un sistema que no viene integrado en Word, por lo que si se desea automatizar la bibliografía ha de usarse un gestor bibliográfico (p.ej. RefWorks o Mendeley) o, en su defecto, se deberán introducir a mano las referencias.

SOLICITA HOY MISMO AYUDA PARA HACER TU TFG EN DERECHO

Consigue tu presupuesto en pocas horas y descubre cómo puedes ahorrar tiempo y preocupaciones con nuestra ayuda

RECIBIR PRESUPUESTO PARA ENCARGAR TU TFG EN DERECHO
SUBIR