¿CÓMO FUNCIONA?

2 Recibe un precio personalizado en menos de 24 horas.
3 Acepta el encargo, accede a un espacio colaborativo con tu profesor asignado y APRUEBA.

Si sigues teniendo problemas, escríbenos a info@apruebatodo.com. Gracias!

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Cómo realizar una investigación antropológica y no morir en el intento

por / miércoles, 30 noviembre 2022 / Publicado en Antropología, Investigación, Metodología
Antropólogo haciendo investigación

Para comprender los retos/dificultades en la investigación antropológica se debe partir de una mirada abstracta y simple, reconociendo, de manera descriptiva, qué es un antropólogo y qué es la antropología.


1. Define la investigación a realizar

La primera pregunta posee varios puntos reflexivos. Si se recurre a una mirada formal, el antropólogo es el encargado de estudiar de manera comparativa y contrastiva los seres humanos, sus sociedades y sus culturas. Una definición general que puede ser aplicada a diferentes disciplinas o áreas de conocimiento. De esta manera, ¿Cuál es la diferencia entre un antropólogo, un sociólogo, un historiador, un profesional de estudios culturales u otro profesional de las ciencias humanas y sociales? En este sentido, aparece el primer reto, definirse como investigador, es decir, recurrir a elementos epistemológicos y ontológicos.

Para responder a ello, el profesional/estudiante de antropología genera su distinción de los otros profesionales a partir de las diferentes técnicas y herramientas, tanto para la recolección de información, el análisis de datos y la presentación de resultados. Lo anterior ha adquirido un nombre particular y publicitario: etnografía, popularizándose como la ciencia que estudia y describe los pueblos y sus culturas; a través de: la observación participante, el diario de campo, la revisión de fuentes primarias y secundarias, el trabajo en archivo, las entrevistas semiestructuradas, las cartografías sociales, entre otras. En estas surge el segundo reto/dificultad, dado que su popularización en las ciencias humanas, médicas, económicas, entre otras ha generado que otras disciplinas las adquieran como herramientas/técnicas auxiliares. Lo que implica que poner en práctica la etnografía no implica hacer antropología, ni mucho menos ser antropólogo.  


2. Elige la temática

Otra forma de definirse se da a partir de las temáticas que se emplean, como de los objetos y fenómenos de estudios. En este sentido, se debe recurrir a comprender, qué es la antropología; siguiendo con ello la definición antes presentada de antropólogo. Formalmente, es una ciencia social dedicada al estudio de las culturas humanas y las sociedades a lo largo de la historia con el objetivo de comprender las actividades sociales desde diferentes perspectivas, como la social, la biológica y la evolutiva. Lo anterior comprende la integración de diferentes campos, como la etnología, la antropología social, la lingüística, la arqueología, la etnohistoria y la antropología física; más la historia; entre otros que se han ido incorporando con el auge de los procesos de investigación intra, multi y transdisciplinares; y diferentes subdivisiones. Este se considera, entonces, como otro reto/dificultad, seleccionar una línea de interés dentro de la antropología, que responda a las necesidades del investigador y a las capacidades/habilidades/conocimientos.


3. Plantea los objetivos

Teniendo en cuenta las técnicas y la línea de especialización que se desee, como elementos determinantes, las nociones de antropólogo y antropología adquieren una mayor definición y esclarecimiento; pero aún poseen vacíos o precisan de más información. De esta manera, surge un reto/dificultad que es común en otras disciplinas, el reconocer metodológicamente dónde, por qué, para qué, cuándo, quiénes, etc. El responder aquellos interrogantes brinda la oportunidad de demarcar las características de la investigación, dado que definen el objeto/fenómeno que se estudia, a nivel espacial y temporal; permitiendo evaluar la dificultad de su estudio.


4. Escoge la metodología

A partir de dicho reconocimiento surge otro reto/dificultad, ¿Cómo acercarse al objeto/fenómeno y qué información se reconoce de este? En este reconocimiento se retoma las dudas en torno a la etnografía y las herramientas y técnicas, como a la consolidación de supuestos establecidos entre las denominadas ciencias duras y ciencias blandas. Popularmente la antropología se conoce como una ciencia blanda, asociada con la metodología de investigación cualitativa, donde la idea particular es la no generalización, y sí el estudio de situaciones particulares. En la práctica esto se modifica, permitiendo que el estudiante/investigador pueda implementar otras herramientas y técnicas, tales como los cuestionarios, los análisis estadísticos, entre otras, que demarcan la investigación y la antropología entre cualitativa, cuantitativa o mixta; y más en aquellas líneas de investigación donde existen datos para la comparación y contrastación numérica, tales como la antropología física, la arqueología y la antropología lingüística; subramas donde el factor sociodemográfico cumple un papel

Es importante identificar que a la par se hace una revisión documental sobre el fenómeno de estudio, siendo este el punto de partida para determinar el seguimiento de la investigación y las posibles rutas de acción; principalmente dada la identificación de una pregunta de investigación. En este aspecto, surge el reto/dificultad final que se exhibe en el documento ¿Bajo qué parámetros teóricos se analizará el fenómeno? ¿Estructuralismo, funcionalismo, materialismo simbólico, etc? Aunque parece algo superficial, las diferentes escuelas de pensamiento en la antropología interfieren en la forma como se ve, se acerca y se analiza el objeto/fenómeno; y más en aquellos casos donde se recurren a alguna subramificación, donde se vuelve más complejo determinar qué teoría usar o conceptos; o donde se puede perder la “identidad” antropológica; por ejemplo: no es lo mismo una antropología lingüística a una lingüística antropológica, al igual que el concepto de símbolo, cultura, etc.

Para finalizar, es recomendable que todo acercamiento antropológico recurra inicialmente desde la introspección, eliminando juicios y recalcando que no debe existir una superioridad, edificando con ello una ética investigativa, donde al final de cuentas, el investigador puede ser investigado y desconocer al mismo tiempo sus prácticas sociales y culturales.

SOLICITA HOY MISMO AYUDA PARA HACER TU TFG DE ANTROPOLOGÍA

Consigue tu presupuesto en pocas horas y descubre cómo puedes ahorrar tiempo y preocupaciones con nuestra ayuda

RECIBIR PRESUPUESTO PARA ENCARGAR TU TFG DE ANTROPOLOGÍA
SUBIR