¿CÓMO FUNCIONA?

2 Recibe un precio personalizado en menos de 24 horas.
3 Acepta el encargo, accede a un espacio colaborativo con tu profesor asignado y APRUEBA.

Si sigues teniendo problemas, escríbenos a info@apruebatodo.com. Gracias!

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

La curiosidad como elemento clave para la selección del tema de investigación

por / Martes, 17 julio 2018 / Publicado en Ensayo, Herramientas, TFG
dudas selección

La curiosidad es una de las permanentes y seguras características de un intelecto vigoroso.

Samuel Johnson

Quiero iniciarme en una investigación pero me pregunto qué puedo investigar; el ambiente me ofrece muchas imágenes, eventos, fenómenos; las fuentes escritas, audiovisuales, como Internet, las páginas web, los Blogs, foros de discusión, descubrimientos, creencias, situaciones personales. Cualquier hecho podría generar una idea de investigación; una conversación entre amigos, un partido de cualquier deporte, las noticias. En fin, son infinitas las fuentes que permiten acercarse a una idea y aproximarse a la realidad que se desea investigar, formular preguntas que luego podrán convertirse en objetivos de la investigación.

Es importante destacar que lo que diferencia a la investigación científica, de otras formas de indagación, es su apego al método científico que le permite al investigador desarrollar su trabajo con orden y racionalidad; por ello voy a seguir las recomendaciones que dan los estudiosos de esta área para proceder a seleccionar un determinado tema que reclame mi atención y mi impulso de investigador.

Por razones estrictamente didácticas los expertos separan dos aspectos que están íntimamente relacionados a la investigación en: a) en la selección del tema y b) delimitación o formulación del problema. Les voy a compartir lo que he aprendido al respecto.

 

Selección del tema. Tengo la idea… ¿qué sigue?

Estoy ante el primer paso de una investigación, el cual se considera muy importante porque de la correcta selección del tema dependerá el éxito de la misma. Voy a referirles lo que debemos hacer para seleccionar un tema de investigación apropiada, pertinente e importante, que nos permita abordar el proceso investigativo “con pasión e interés”.

Es recomendable que la idea surga de un área de interés del investigador, de una motivación interna y un cierto conocimiento del tema; que exista suficiente información bibliográfica y electrónica, que sea factible recoger datos de interés, que sea relevante y aporte ideas al conocimiento. Es importante tener presente que no debe obligarse al investigador a abordar un tema con el cual no se identifica.

A continuación, quiero señalar algunas recomendaciones que proporcionan Hernández, Fernández, & Baptista (2003) para orientar dicha selección:

  1. Trata de seleccionar un tema novedoso que no haya sido estudiado muy a fondo y, si lo ha sido, lo puedas abordar desde una perspectiva diferente. Analiza si llena los requisitos exigidos para una tesis o trabajo de grado que debes preparar.
  2. Comienza por indagar acerca del tema que llamó tu atención. Investiga a través de Internet qué se ha publicado del mismo; lee materiales impresos que lo contengan; periódicos, revistas; habla con profesores que puedan ayudarte a darle claridad a tu idea.
  3. Visita bibliotecas y ubica Tesis que contengan antecedentes que se relacionen con la temática que te ocupa;  pueden ser tesis publicadas y estructuradas que reportan los resultados de la investigación o análisis anteriores.
  4. Ubica temas ya investigados pero menos estructurados sobre los cuales existen pocos documentos escritos y además dispersos. De ser así, habla con profesores, expertos en el tema, amigos. Internet sigue siendo un gran recurso en estos casos. La combinación de fuentes conduce a definir el área temática a abordar.
  5. Un mismo tema puede ser abordado desde diversos ángulos; selecciona la perspectiva principal, no única, desde la cual lo harás. Aunque tu estudio se centre en una perspectiva en particular no hay que olvidarse de otras que lo atañen. Ejemplo: el acoso escolar podría ser abordado desde el punto de vista psicológico para estudiar los procesos emocionales del acosador y el acosado; también se puede observar desde el punto de vista familiar, ejemplo: cómo es el entorno personal de los estudiantes acosadores y acosados. Lo importante es establecer qué perspectiva conducirá el estudio y seguir la línea seleccionada.

El siguiente enlace te conduce a una extensa información acerca de este primer paso. (https://www.google.co.ve/search?q=la+seleccion+del+tema+de+investigacion&tbm)


idea

 

El tema es amplio…quiero definir y formular el problema a investigar         

Pude seleccionar el tema, pero su amplitud me obliga a delimitarlo y formularlo dentro de los términos o dimensiones prácticas que me permitirán desarrollar un estudio de calidad con resultados válidos y confiables.

Según Sabino (2007) “delimitar un tema significa enfocar en términos concretos nuestro campo de interés, especificar sus alcances, determinar sus límites”. Esto permite concentrar esfuerzos, recursos, tiempo, acciones. Siguiendo con el ejemplo del tema acerca del acoso escolar, siguiendo con nuestro ejemplo,voy a estudiar el acoso escolar en niños de educación primaria, así al escoger una población, se va reduciendo el espacio o categoría homogénea de objetos sobre los cuales dirigiré mi atención.

 

Las siguientes recomendaciones las proporcionan autores como Pinal (2006), Rodríguez & Pineda (2003) además de Sabino (op.cit.) para orientarnos a delimitar y formular el problema:

  1. Seleccionar el objeto de estudio que interesa analizar, separar el nudo crítico o necesidad que se acometerá como horizonte de investigación.
  2. Delimitar el estudio en cuanto a tiempo y espacio para situar el problema en un contexto definido.
  3. Identificar las unidades de observación (personas, documentos, escuelas,).
  4. Si el estudio incluye personas buscar sus características (edad, sexo, condición social, nivel académico, etc.).
  5. Ubicar espacio físico o virtual; definir si el investigador puede tener acceso al lugar o a la información sin restricciones y, si las hay, las pueda solucionar.
  6. Determinar la factibilidad del estudio (recursos, costos, viabilidad).
  7. Definir el tiempo disponible con el que contamos; es necesario considerar este factor con objetividad a fin de evitar abandonar la investigación por falta de tiempo.
  8. Volver siempre a la información documental, digital, de campo para no perder el enfoque y llegar de una aproximación bastante cierta a la formulación del problema a investigar.

Ahora me atrevo a formular mi problema de investigación siguiendo con el ejemplo que he estado planteando: Estudiar los efectos del acoso escolar en niños del segundo grado de la escuela…, del año escolar 2018-2019. Conozco el contexto y puedo ubicar la información necesaria. Probablemente  tengo que seguir afinando este título pero creo que me he ubicado en tiempo y espacio…Sigo aprendiendo.

 

Referencias 

Hernández Sampieri, R.; Fernández Collado, C. y Baptista Lucio, P. (2003). Metodología de la Investigación. México.

https://www.google.co.ve/search?q=la+seleccion+del+tema+de+investigacion&tbm. (n.d.). La selección del tema de Investigación.

Pinal Mora, K. M. (2006). Apuntes de Metodología y Redacción. México: Publicaciones Cruz O., S.A.

Rodríguez Noriega, Yajaira/ Pineda, Miguel. (2003). La Experiencia de Investigar.Recomendaciones precisas para realizar una investigación y no morir en elintento. Valencia: Papiro. Fondo Editorial Paidos.

Sabino, C. (2007). El proceso de investigación. Caracas, Venezuela: Panapo.

SUBIR